NOTICIAS

ccc

CONED analiza avances y desafíos en materia de educación

5 millones de árboles es la meta Plantatón 2019

CONED analiza avances y desafíos en materia de educación

5 millones de árboles es la meta Plantatón 2019

CNSCC

ccc
cc
01 Jun 2019   

Palabras del Padre José María Tojeira, durante el lanzamiento del Consejo Nacional de Educación

Palabras del Padre José María Tojeira, durante el lanzamiento del Consejo Nacional de Educación
18 de Mayo 2015

Amigos y amigas, Sr. Presidente, Sr. Ministro de Educación.


Un Consejo de Educación no tendría sentido si no buscamos e impulsamos una educación universal hasta los 18 años, que sea de calidad y que ponga las bases adecuadas para el desarrollo de las propias capacidades, la convivencia y la autorrealización personal. El Estado está al servicio de la persona humana, como dice la Constitución, y la educación es el mejor camino para servir a la persona y darle posibilidades de vida digna y futuro. Este es el desafío para el Gobierno y es también el reto urgente para los que conformamos este Consejo. El Salvador ha tenido demasiado tiempo un sistema que excluye de la educación formal a más de la mitad de los niños jóvenes a partir de los 15 años. Nuestro sistema universitario es débil y la educación preescolar es aún muy limitada. Urge un esfuerzo nacional que revierta esta situación. Y a quienes estamos en el Consejo nos une ese deseo profundo de expandir y mejorar los niveles educativos salvadoreños.


El hecho de que el Gobierno actual nos haya buscado, sabiendo como pensamos, muestra también su intención de hacer reformas sustanciales en la educación, que amplíen cobertura y calidad en todos los niveles. La diversidad de personas e instituciones que están presentes en el Consejo refleja lo que es un sueño de todos. Demasiadas veces hemos repetido que los jóvenes son el futuro de la patria y que la educación es indispensable para el desarrollo. Nadie en el país lo niega. Pero esta sensibilidad nacional ante el valor de la educación ha ido pocas veces acompañada de la precisión y voluntad que convierte deseos en realidades. Y al no avanzar adecuadamente, en rapidez y en calidad, nos hemos visto condenados a repetir un presente con problemas e incluso lacras semejantes al pasado. El futuro ideal y deseable se aleja de nuestro país en la medida que la educación olvida o margina a una parte de nuestra juventud. Y por ello mismo muchos jóvenes buscan su futuro en otras tierras.


Estar reunidos hoy, asumiendo la responsabilidad de acompañar y aconsejar al Gobierno en su compromiso con una educación universalizada, abierta a todos y todas, y de verdadera calidad, es una apuesta patriótica. Que solamente tendrá sentido si ofrecemos al resto del país una propuesta educativa que entusiasme, que anime a ver el futuro con confianza y que involucre a todos los sectores y fuerzas del país. Y que sólo podrá tener éxito si todos también reinventamos nuestra generosidad y la ponemos al servicio de nuestros jóvenes. La educación universalizada y de calidad es un deber moral, pero también una inversión. Es una obligación ética pero también un esfuerzo constante de reflexión crítica. Es una responsabilidad ciudadana pero también una tarea de diálogo permanente. Es construcción de futuro pero tiene su costo económico y puede exigir sacrificios a un país con recursos limitados como el nuestro. Su gran ventaja está en que puede interesar, involucrar y unir a todos. Nadie en sus cabales diría que la educación no es necesaria. Esa fortaleza de un sentir común, esa capacidad de ver como objetivo nacional imprescindible la calidad y universalidad educativa, nos ha reunido hoy y nos ha juntado en el Consejo Nacional de Educación. Estamos seguros que juntos podremos encontrar el camino hacia una oferta educativa que garantice que el futuro de la patria, nuestros jóvenes, ubicará a El Salvador en ese futuro de la humanidad solidario, libre, desarrollado que todos deseamos y en el que podamos decir, como en el salmo, que al fin la paz y la justicia se han besado. Muchas gracias.

Comenta


DIÁLOGOS POR EL SALVADOR