NOTICIAS

ccc

CONED analiza avances y desafíos en materia de educación

5 millones de árboles es la meta Plantatón 2019

CONED analiza avances y desafíos en materia de educación

5 millones de árboles es la meta Plantatón 2019

CNSCC

ccc
cc
01 Jun 2019   

Palabras del Sr. Roberto Valent, Representante Residente del PNUD, durante la presentación del Plan El Salvador Seguro

Palabras de Roberto Valent Coordinador Residente del Sistema de Naciones Unidas y Representante Residente del Programa de Las Naciones Unidas en El Salvador durante la presentacion del Plan El Salvador Seguro
15 de Enero 2015

Palabras del Sr. Roberto Valent, Coordinador Residente del Sistema de Naciones Unidas y Representante Residente del Programa de las Naciones Unidas en El Salvador, durante la Presentación del Plan El Salvador Seguro

15 de enero de 2015

Quiero dar inicio agradeciendo por el honor que se me confiere, en representación de la Secretaría Técnica del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, de presentar el Plan El Salvador Seguro, fruto del compromiso y el arduo trabajo de sus integrantes.

Hace tres meses el Consejo dio inicio a su trabajo a partir de la convocatoria hecha por el señor Presidente de la República a los diferentes sectores de la sociedad.

Compuesto por instituciones del Estado, COMURES, iglesias, medios de comunicación, empresa privada, partidos políticos, miembros de la sociedad civil y de la comunidad internacional, el Consejo fijó su objetivo estratégico en promover y facilitar el diálogo y la concertación alrededor de las políticas públicas relacionadas con la justicia, la seguridad ciudadana y la convivencia, procurando el logro y suscripción de acuerdos.

Sobre la base de las buenas prácticas desarrolladas y tomando en consideración propuestas realizadas por diferentes sectores en diferentes momentos de la historia reciente, el Consejo se propuso orientar su trabajo en el corto plazo hacia la definición de acciones prioritarias y urgentes que contribuyan a la solución de la problemática de inseguridad, violencia y criminalidad que afectan a las comunidades.

Tres meses después y tras un intenso trabajo, se ha articulado un solo Plan, de carácter integral y flexible, que consta de ciento veinticuatro acciones prioritarias y urgentes, de corto, mediano y largo plazo, para enfrentar la violencia y la criminalidad, garantizar el acceso a la justicia y la atención y protección a víctimas. Este es el Plan El Salvador Seguro.

Estructurado a partir de los Cinco Ejes de la Política Nacional de Justicia, Seguridad Pública y Convivencia, el Plan contiene un diagnóstico compartido de la situación de seguridad en el país a partir del cual se identifican los principales problemas, se definen resultados esperados y estrategias para su abordaje, y las acciones urgentes y prioritarias.

Cada acción contempla una definición de metas, estimación de costos y un plazo para su ejecución, previendo resultados concretos en lo inmediato (6 meses), a corto plazo (2 años), a mediano plazo (5 años) y a largo plazo (10 años). Finalmente, el Plan determina las instituciones responsables de la realización de las acciones definidas.

La ejecución y seguimiento del Plan, El Salvador Seguro, estará a cargo del Estado - a través del Ejecutivo, la Asamblea Legislativa, el Órgano Judicial, el Ministerio Público y los Gobiernos Locales - en asocio con las iglesias, la empresa privada, las organizaciones de la sociedad civil y la comunidad internacional.

A manera de ejemplo me permito compartir con ustedes algunas de las acciones que han sido definidas, así como sus costos, tiempos estimados e instituciones responsables.¬† Estos ejemplos acciones son tomados del documento que hoy se entrega, que contempla el resto de acciones identificadas.

1. Impulso del empleo juvenil con una perspectiva de género. Con una meta de Doscientas Cincuenta Mil personas jóvenes adicionales empleadas, de las cuales un mínimo de treinta por ciento han de ser mujeres. Necesita una inversión adicional de quinientos millones de dólares. Esto se basa sobre dos mil dólares por joven, por cada año durante cinco años. Con el apoyo del estado, empresa privada y cooperación internacional.

2. Incremento de la presencia del Estado en municipios prioritarios, identificados como los más violentos, con servicios de prevención de violencia, atención a familias, atención en crisis, atención a víctimas y rehabilitación, ampliación de espacios públicos, fortalecimiento de iniciativas y programas de policía comunitaria, sociales, recreativos, deportivos y culturales en asocio con los entes territoriales. La meta es aumentar la presencia del Estado en al menos cincuenta municipios, para lo que es necesario aumentar la inversión en doscientos cincuenta millones de dólares. Todo esto con el apoyo de los Ministerios de Justicia y Seguridad Publica, Salud y Previsión Social, Educación, Alcaldías Municipales, Policía Nacional Civil, Iglesias, organizaciones no gubernamentales y comunidades organizadas.

Para el Eje de Control y Persecución Penal

1. Implementar un mecanismo de coordinación permanente entre la Fiscalía General de la República y la Policía Nacional Civil para la toma de decisiones estratégicas y la elaboración de planes de trabajo para la investigación criminal (desarrollo organizacional, recursos humanos, priorización de casos, creación de equipos interinstitucionales especializados, entrenamiento, etc.). Incrementando en un treinta por ciento de los casos judicializados por homicidios, feminicidios, extorsiones y agrupaciones ilícitas, en un período de dos años en apoyo a la Fiscalía General de la República y Policía Nacional Civil.

2. Traslado de personas privadas de libertad considerando la distribución de acuerdo a la peligrosidad y a la fase de cumplimiento de pena. Con una meta de dos mil quinientas personas privadas de libertad trasladadas y reubicadas en un período de dos años, bajo la responsabilidad de la Dirección General de Centros Penales.

Para el Eje de Rehabilitación y reinserción

1. Desarrollar programas productivos y educativos en los centros penitenciarios y de inserción social en alianza con la empresa privada e instituciones educativas ampliando el alcance del programa ‚YO CAMBIO. Donde la meta es que el noventa por ciento de la población privada de libertad participe del programa YO CAMBIO, para lo que es requerido una inversión adicional de cincuenta y cinco millones de dólares, para la remodelación de infraestructura, equipamiento e inversión por persona.

2. Mejorar la infraestructura de centros de privación de libertad. Esperando que al menos doce mil ochocientas personas privadas de libertad en siete centros, con el apoyo de la Fiscalía General de la República y Órgano Judicial y un refuerzo presupuestario de cien mil dólares.

Para el Eje Atención y Protección a Víctimas

1. Mejorar las capacidades y habilitación de infraestructura en hospitales públicos para la atención de víctimas de violencia, con énfasis en violencia sexual. Para que el personal médico y administrativo de 14 hospitales cuente con capacitación permanente, equipo, suministro e infraestructura hospitalaria adecuada para la atención de víctimas. En apoyo al Ministerio de Salud y Asistencia Social, para lo que se requiere de treinta millones de dólares.

2. Habilitación de centros de acogida, albergues y casas de protección para víctimas y testigos. Para lo que se necesitan doce millones de dólares.

Y finalmente para el Eje de Fortalecimiento institucional

1. Revisar y reformular el marco legal e institucional en materia de seguridad y justicia, con visión de sistema integrado y con perspectiva territorial. Es necesario un apoyo presupuestario de cien mil dólares para respaldar la labor de la Unidad Técnica Ejecutiva del Sector de Justicia.

2. Establecer un número único interinstitucional de expediente de victimización.

Como dije anteriormente, las acciones que he mencionado son solo algunos ejemplos de las acciones identificadas y contenidas en el Plan. En total se trata de ciento veinticuatro acciones, contenidas en el documento que hoy se entrega y que les invitamos a leer a profundidad.

A partir de este primer ejercicio de definición de acciones y costos, se calcula que para la implementación del Plan se requiere, como mínimo y para los próximos 5 años alrededor de Dos Mil Millones de Dólares adicionales los recursos que ya se invierten por los diferentes sectores de la sociedad -impresa privada, iglesias, organizaciones no gubernamentales, cooperación internacional- y el Estado.

Actualmente el presupuesto en ejecución anual de los Órganos del Estado supera los Mil Millones de Dólares. Si a esto se añaden los recursos de la empresa privada a título de responsabilidad social empresarial, estimados en Ciento Noventa millones de Dólares y los de la cooperación internacional, de aproximadamente de Setenta Millones de Dólares, el total que El Salvador invierte en estos momentos es de Un Mil Doscientos Ochenta Millones de dólares anuales, lo que equivale a cinco punto tres por ciento del Producto Interno Bruto.

Así, tomando en cuenta que el Plan El Salvador Seguro requiere adicionalmente Cuatrocientos Veinte Millones de dólares anualmente por los próximo Cinco Años, equivalente a uno punto siete por ciento del PIB, para contribuir de manera decidida a la solución de la problemática de la violencia e inseguridad, se requiere invertir aproximadamente Un Mil Setecientos Millones de Dólares al año, es decir pasar a invertir un Siete por Ciento del Producto Interno Bruto.

Por otra parte, llamo su atención a que del total de los recursos adicionales identificados, el Setenta y Cuatro por Ciento se destinan a la prevención, es decir alrededor de Un Mil Quinientos Millones de Dólares. Asimismo, llamar su atención a que de esos Mil Quinientos Millones, el 52% se focalizan en empleo y educación, aproximadamente Ochocientos Millones de Dólares.

El presupuesto identificado se financiará a partir de Recursos adicionales del Presupuesto General de la Nación, Préstamos que se encuentra en¬† proceso de ratificación por parte de la Asamblea Legislativa, Nuevos préstamos a gestionar, Contribuciones privadas y aportes de la Cooperación Internacional.

Quiero ser especialmente enfático en manifestar que los recursos adicionales son para la realización de las acciones identificadas en el Plan, NO para pagar al Consejo. Sus integrantes trabajan Ad-Hnorem, lo que lo hace aún más loable.

Asimismo, quiero destacar que los recursos adicionales están orientados tanto a beneficiar directamente a la población a través de acciones de prevención, así como al fortalecimiento de las instituciones responsables de la persecución penal: Fiscalía General de la República y Policía Nacional Civil.

Si bien el Plan es de alcance nacional, en virtud del diagnóstico realizado, en un primer momento se hará una focalización en 50 municipios identificados como de intervención prioritaria. Dicha focalización será seguida de un proceso gradual orientado a la implementación de las diferentes acciones identificadas en la totalidad del territorio nacional en los casos que corresponda.

Pudiera parecer que hoy, en este evento en el que el Consejo presenta su Plan de recomendaciones, se acaba su labor. Pero no es así. Más bien ésta es la conclusión de la primera etapa de las labores del Consejo.

A partir de hoy, el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia asumirá la trascendente responsabilidad de da seguimiento y hacer contraloría a la ejecución de las acciones contenidas en el Plan por parte de las entidades responsables, verificando periódicamente el logro de los resultados establecidos y evaluando su contribución a la solución de la problemática de inseguridad, violencia y criminalidad que afectan a las comunidades.

Señor Presidente, Señoras y señores,

Con lo anterior, he procurado sintetizar el contenido del Plan ‚El Salvador Seguro, por lo que espero haber podido transmitir no solo el contenido del mismo, sino el espíritu y empeño que encierra.

La cohesión, armonía y buena disposición mostradas por los miembros del Consejo, de las que, como Secretaria Técnica, hemos tenido el honor de ser testigo, ha permitido conjuntar a todos los sectores de la vida nacional hacia un mismo objetivo, habiendo logrado por primera vez en la historia reciente del país un Plan realmente consensuado e integral, un muy importante primer paso que lleve al país hacia la superación definitiva de los niveles de violencia e inseguridad que padece el país.

Este mismo espíritu es el que debe mantenerse durante la implementación, el seguimiento y la evaluación del Plan para garantizar el logro de los resultados propuestos.

Quiero por tanto reconocer el trabajo de todas y todos los miembros del Consejo: pastores, padres, reverendos, empresarias y empresarios, periodistas, funcionarias y funcionarios públicos. Su buena voluntad, desempeño y espirito constructivo han sido admirables.

De forma especial, quiero reconocer el trabajo del señor Secretario de Gobernabilidad y Comunicaciones, Don Franzi Hasbún, Hato, quien con su compromiso, habilidades y liderazgo ha sido fundamental para correlacionar las fuerzas de todas y todos los que integran el Consejo, concretizando la visión del señor Presidente de la República, habilitando el diálogo y procurando el consenso entre todas y todos nosotros.

Señoras y señores concejales,

Ha sido un honor trabajar junto a ustedes en ésta primera fase de esta empresa trascendental para el futuro de El Salvador.

Finalmente quiero reconocer y agradecer el enorme esfuerzo acometido por todas y todos los colegas de los equipos técnicos del Gobierno y de la Secretaria Técnica, que han trabajado incansablemente durante días y noches. Sin su denodado empeño este momento tampoco hubiese sido posible. Nuestros mayores agradecimientos.

Les animo a seguir perseverando en la ruta del diálogo, y con ello, a seguir correlacionando fuerzas en procura de una mejor calidad de vida para todas y todos los salvadoreños, aquellas y aquellos que día a día superan obstáculos inimaginables para procurar hacer realidad sus sueños. Ayudémosles a hacerlos realidad.

 

Muchas gracias.

Comenta


DIÁLOGOS POR EL SALVADOR