ESPECIALES

La educación es la inversión más rentable para construir un mejor El Salvador

El Consejo Nacional de Educación (CONED), a la población salvadoreña manifiesta:

 1) Que la educación de calidad es un derecho humano fundamental y una apuesta indispensable para el desarrollo nacional. Garantizar ese derecho es una obligación del Estado y requiere de una progresiva transformación del sistema educativo, que demanda una mayor inversión.

 2) Que el Plan El Salvador Educado (PESE) es la ruta para transitar hacia una visión de educación universal y de calidad para el desarrollo integral de la persona humana a lo largo de toda la vida. Este Plan es una expresión de consenso para superar las carencias históricas de la educación nacional atendiendo seis desafíos mediante 104 acciones de corto, mediano y largo plazo. Estos desafíos se refieren a: 1) Escuela libre de violencia y eje central de la prevención, 2) Docentes de calidad, 3) Atención al desarrollo integral de la Primera Infancia, 4) Doce grados de escolaridad universal, 5) Educación superior para un país productivo, innovador  y competitivo, y 6) Infraestructura acorde a una educación integral y de calidad.

 3) Que el Ministerio de Educación impulsa acciones para avanzar en esos grandes desafíos con los recursos disponibles, no obstante, las proyecciones en el PESE evidencian que estos recursos son insuficientes para superar los retos que obstaculizan el derecho a una educación de calidad con equidad para toda la población.

 4) El CONED apela al compromiso del Estado salvadoreño por garantizar una educación de calidad, lo que requiere aumentar la inversión de manera progresiva y sostenible, sin retrocesos financieros y que esté garantizada constitucionalmente. Esto significa que debemos aumentar el porcentaje del PIB dedicado a la educación según lo recomendado en el IV encuentro del Foro de Vicepresidentes de América Central y República Dominicana (2011) y el Foro Mundial sobre la Educación (2015); y, de la misma manera, asumir la propuesta de organizaciones de la sociedad civil salvadoreña, quienes desde el año 2011 han insistido en este incremento y en la aprobación de una Ley Especial para el Financiamiento a la Educación.

 5) Que la implementación total del PESE requiere la inversión de $1,257 millones de dólares anuales durante una década, adicionales al presupuesto ordinario, para alcanzar las metas planteadas en los seis desafíos, lo que equivale, al menos, al 7% del PIB.

 6) Que este Consejo está convencido de que la inversión en educación tiene los mayores réditos para el país pues es la base para superar la pobreza y desigualdad, mejorar la calidad de vida de las personas y prevenir la violencia.

Por tanto, el CONED insta a la honorable Asamblea Legislativa a estudiar exhaustivamente las asignaciones presupuestarias al ramo de educación, para así mejorar las condiciones del sistema educativo nacional. Exhortamos a las fuerzas políticas, económicas y sociales de la Nación a incluir y asegurar dentro de un futuro pacto fiscal el financiamiento del Plan El Salvador Educado, para los próximos diez años.

 

San Salvador, 1 de diciembre de 2017

Comenta


DIÁLOGOS POR EL SALVADOR

PNUD